Alimentaria 2016: Nuevos productos alimentarios

alimentaria 2016

La feria Alimentaria se celebra cada dos años en Barcelona y en ella se congregan la mayoría de empresas del sector de la alimentación en España para darse a conocer o bien para dar a conocer nuevos productos. También cuenta con numerosos expositores extranjeros que quieren buscar un distribuidor para sus productos dentro de nuestras fronteras.

A los dietistas - nutricionistas nos interesa estar informados de los nuevos productos y tendencias para poder asesorar a nuestros pacientes sobre determinados productos.

Un año más la industria alimentaria intenta ser innovadora en un sinfín de productos atrayendo la atención del público. De este año destacaría, uniéndose a las tendencias actuales, que se cuenta con una gran cantidad de alimentos “healthy”.

Si analizamos dichos alimentos cabe decir que no todos eran muy adecuados ni fieles a su eslogan, ya que observado el etiquetado muchos de ellos contaban con grasas vegetales (sin determinar si son saturadas o no), o bien exageradamente calóricos aunque sea a base de grasas insaturadas (hasta 500 kcal en menos de 100 gramos de alimentos lo que como snack de media tarde es una auténtica exageración) o algunos directamente engañosos. De ahí la importancia que le damos a saber interpretar el etiquetado alimentario.

Algunas marcas si presentaban buenas alternativas y variedades de productos como yogures con nuevos cereales (La Fageda, Activia con chía, semillas de amapola…) o caldos vegetales sin apenas sal y con grasas saludables (Aneto), frutas desecadas presentadas como snacks, palitos de pan con grasas insaturadas sin azucares añadidos y nuevos cereales, etc.

Por otro lado, y uniéndose a la moda “healthy” se unen productos con eslóganes atrayentes indicando que son más sanos que su versión tradicional cuando de sanos no tienen absolutamente nada. Destaco el caso de Bollycao Zero, un producto realizado a base de grasa saturada y azucares que por mucho que tenga menos calorías que su antecesor sigue siendo un alimento nada recomendable. En solo 60 gramos de alimento tiene 212 kcal (en vez de 300 y pico kcal que tiene la versión tradicional), contiene 10 gramos de grasa (evidentemente no cuenta con ningún tipo de grasa saludable), 27 gramos de azúcar de los cuales 11 son azucares simples, ¿creéis que es la energía adecuada y de calidad para el crecimiento de los niños? CLARAMENTE NO. Que de manera esporádica coman algún dulce o algún tipo de bollería es una cosa (y deberían ser de buena calidad y realizad con grasas insaturadas) y otra es que en la alimentación habitual quieran vender como saludable este tipo de “alimentos”.

Por lo que como conclusión vuelvo a reafirmarme en la importancia de tener buen criterio a la hora de escoger alimentos sabiendo interpretar el etiquetado, no dejándonos convencer por el agresivo marketing y teniendo muy presente que los alimentos menos procesados siempre son de mejor calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *